Halladas dos estatuas de Hera y Atenea de más de 2.000 años de antigüedad durante unas excavaciones en Creta

Atenas EP/AP 30/09/2005

Las estatuas de mármol, de tamaño natural, de dos antiguas diosas griegas ha sido desenterradas durante unas excavaciones en una población de 5.000 años de antigüedad en la isla de Creta, según explicaron hoy los arqueólogos que trabajan en la zona.

Las esculturas, que representan a las diosas Atenas y Hera, datan de entre los siglos II y IV A.C. --período de dominio romano en Grecia-- y se encontraban originalmente el teatro romano de la población de Gortyn, según la arqueóloga de la Escuela de Arqueología de Italia Anna Micheli.

"Se hallan en muy buen estado", dijo, añadiendo que la estatua de Atenas estaba completa, mientras que a la de Hera le falta la cabeza, que los arqueólogos esperan encontrar en los alrededores.

Un equipo de arqueólogos italianos y griegos descubrió las estatuas el martes pasado mientras excavaba en las ruinas del teatro de Gortyn, a unos 44 kilómetros al sur de Iraklion, en la zona central de Creta.

Las diosas miden unos dos metros de altura y se encuentran en un pedestal. Se cree que fueron desplazadas hasta el lugar donde han sido encontradas por un terremoto alrededor del año 367, que destruyó el teatro y parte del pueblo cercano, según Micheli.

"Las estatuas cayeron de sus pedestales y fueron halladas justo enfrente de su posición original, a siete metros del nivel de tierra", señaló la arqueóloga. "Se trata de uno de los raros casos en que tales obras son descubiertas en el mismo edificio donde eran exhibidas", puntualizó.

 

"El descubrimiento de estas dos estatuas casi intactas es muy importante porque permite datar el pequeño teatro romano", declaró a la prensa el profesor de arqueología clásica de la Universidad de Padua, Giacomo Benetto.

 

Su colaboradora griega Anna Micheli indicó que las estatuas databan del siglo II, en plena dominación romana. Una de las estatuas podría ser expuesta en el futuro en el museo arqueológico de Heraklion, uno de los más ricos de Grecia.

 

Rival de Cnossos en el siglo IV a.C., Gortyne se convirtió tras la conquista romana de la isla (66-67 antes de Cristo) la capital de Creta y la Cirenaica (Libia) reunidas en una sola provincia, categoría que mantuvo hasta los inicios del cristianismo.

Archivado en: