Charlton Heston vuelve a cabalgar con la reedición de 'Ben-Hur'


Charlton Heston como Ben HurEFE 20/09/2005

En el cine Charlton Heston es el Moisés de 'Los diez mandamientos' o el último humano de 'El planeta de los simios', pero su hijo Fraser prefiere hablar de 'papá' al recontar a EFE su filme más famoso: 'Ben-Hur'.

'Es el filme más importante de la carrera de mi padre, el que le define como actor y hasta cierto punto como hombre', resume a EFE el realizador Fraser Heston.

El joven Heston es una de las voces invitadas a analizar la nueva edición en DVD de 'Ben-Hur', el filme épico que rodó William Wyler en 1959 y que consiguió un total de once premios Oscar, incluido el de mejor película, director y actor.

La reedición está formada por cuatro discos, incluida la película original de 1926 (protagonizada por el mexicano Ramón Novarro) y más de diez horas de comentarios y análisis sobre una cinta que 45 años más tarde es considerada 'un épico moderno'.

'Es un gran halago escuchar algo así de los labios de Ridley Scott o de George Lucas', confirma Heston en referencia a dos de los realizadores que participan en el documental y que reconocen su deuda a un clásico en el que se inspiraron para hacer 'Gladiator', el primero, y el 'Episodio I' de 'Star Wars', el segundo.
'Mi padre también lo cree así. Es una película que todavía habla a la audiencia, que se podría contar hoy', añade.

La historia con tonos bíblicos narra la transformación de un hombre en la antigua Roma.

Una cinta que contó con un reparto de 8.000 extras, más de trescientos decorados, 100.000 trajes 'y nada de ordenadores', apunta Heston.

Los recuerdos de Heston, de 55 años, de 'Ben-Hur' son más personales y dado que todavía era un niño cuando su padre regresaba a casa vestido de la época, lo que más le viene a la memoria es la certeza infantil de que 'papá' se dedicaba a guiar cuadrigas romanas.

'Luego aprendí que eso es el cine, una ilusión, y me enamoré del medio, de la acción, de su narración', admite aún soñador.

Ser hijo de famoso tiene sus inconvenientes, pero Heston admite que ventajas como haber aprendido a rodar con Wyler junto a su padre supera cualquier desventaja.

'Como dicen en 'El padrino', este es el negocio que he escogido', añade como buen cinéfilo.

Heston se siente orgulloso de haber dirigido a su padre en su versión de 'La isla del tesoro', una película que significa mucho para ambos en lo personal y lo profesional.
Pero 'Ben-Hur' sigue siendo esa piedra de toque que ahora, gracias a la reedición restaurada digitalmente, pertenecerá a una nueva generación de espectadores.

'Como dice el montador Joel Cox, 'Ben-Hur' es probablemente la primera gran persecución cinematográfica', aclara.

El mítico Charlton Heston aún no ha podido disfrutar de su nuevo brillo en la pantalla, aunque su hijo espera poderle ofrecer una proyección privada del filme que tanto aprecia.

Heston, que en octubre cumplirá 81 años, está retirado tanto del cine como de la política, donde presidía la Asociación Nacional del Rifle.

En agosto de 2002 anunció públicamente que padecía un trastorno neurológico 'cuyos síntomas concuerdan con el Alzheimer'.

Fraser Heston prefiere no hablar de la condición física en la que se encuentra su padre, pero confirma que 'dada su enfermedad y su edad', el ocaso de su carrera cinematográfica y política ha llegado.
Quizá por eso está más dedicado que nunca a devolverle el esplendor a la carrera de este actor considerado uno de los 'héroes de acción' pioneros del cine.

'Acabamos de restaurar cada fotograma de su debut como director, 'Anthony & Cleopatra', película que esperamos sacar de nuevo al mercado para el año que viene', confiesa.
Una vez más la carrera de su padre le ha devuelto a España, país en el que estuvo mientras el veterano Heston rodaba 'El Cid' o '55 días en Pekín' y donde ahora ha restaurado 'Anthony & Cleopatra' con la ayuda del productor Enrique Cerezo.

'Para mi padre y para mí, España es un país que sólo nos ha dado buenos recuerdos. Un país del que hablamos el idioma y que, definitivamente, ama las películas', resume con añoranza.