Irán dobla al persa polémico film '300' para mostrar 'manipulación de EEUU'

Irán | EFE 14/04/2007

Irán ha decidido doblar al persa la polémica película estadounidense '300', que ha desatado las protestas de los iraníes en todo el mundo, para exhibirla en la televisión estatal y que los ciudadanos del país puedan comprobar los que los medios nacionales llaman la 'manipulación de EEUU'.

El film ha sido traducido a la lengua persa (farsi) por veteranos profesionales del doblaje del país y será exhibido próximamente en el canal cuatro de la televisión estatal, que organizará además un debate sobre la cinta.

La película de la productora Warner ha desencadenado unánimes críticas de políticos, historiadores, artistas e intelectuales iraníes, que la consideran una 'flagrante ofensa' a la antigua cultura persa con evidentes intenciones políticas, además de una grosera tergiversación histórica

Basada en un cómic del estadounidense Frank Miller y dirigida por Zack Snyder, la cinta cuenta la historia de los 300 guerreros espartanos que combatieron en la batalla de las Termópilas contra el Ejército persa del rey Jerjes I en el año 480 antes de Cristo.

Según declaró a EFE un cineasta iraní que prefiere no ver su nombre publicado, los persas aparecen presentados en el film como criaturas horribles y violentas con continúas referencias a las 'hordas asiáticas' y las 'bestias orientales' frente a 'la nueva era de la libertad' representada por los espartanos.

La película, recalcó el cineasta, 'utiliza todos los tópicos que glorifican a la sociedad griega como defensora de la civilización occidental, mientras que denigra a la persa como representante de los bárbaros del Este'.

'En escenas que recuerdan el racismo del ministro de Propaganda nazi, Joseph Goebbels, aparecen los persas con máscaras de mono y peor aspecto que el de los rinocerontes, elefantes y monstruos de todo tipo que utilizan en la batalla', comenta el director iraní, que ve además en la película la intención de EEUU 'de ocultar de paso su desastre en Irak' a través de la 'glorificación de la libertad occidental'.

El film, que ha batido récords de taquilla desde su estreno en Estados Unidos, también ha sido duramente criticado por la misión de las Naciones Unidas en Irán, que lo calificó de un 'insulto a la nación'.

'La película ofrece una humillante imagen de la antigua Persia, caracterizando a los iraníes como gente atroz. Es un evidente y serio insulto a la honorable historia de Irán', dijo la misión de la ONU en un comunicado y resaltó que '300' está 'repleta de clichés contra los iraníes y representa un esfuerzo intencionado de manipular los datos históricos'.

Además, subrayó que la 'falsedad histórica del film está completamente en línea con la campaña de algunos poderes occidentales' contra el país.

Entre los ejemplos de manipulación histórica, la ONU cita las frecuentes referencias de la película a los 'esclavos iraníes' y recuerda que los espartanos 'fueron los pioneros en el negocio de esclavos en la antigüedad'.

'Tergiversar los datos históricos para atacar a la civilización iraní es injusto y va contra la ética de la industria mediática y cinematográfica', afirma Naciones Unidas.

Irán ha pedido a los gobiernos de varios países de Asia y Oriente Medio que impidan la proyección de la película en sus salas y hasta el presidente, Mahmud Ahmadineyad, se ha referido indirectamente a ella, sin nombrarla, en su discurso televisivo con motivo del año nuevo iraní.

'Hoy intentan falsificar la historia haciendo una película que muestra una salvaje imagen de Irán. A través de la guerra psicológica y la propaganda quieren impedir el desarrollo de nuestra nación', afirmó Ahmadineyad, relacionando la producción del film con la campaña internacional para que su país suspenda su programa nuclear.

Pero en este caso, los iraníes se han mostrado de acuerdo con su presidente. A través de cartas dirigidas a los medios de comunicación y de los blogs de internet, muy extendidos en el país, cientos de ciudadanos se han mostrado indignados por la película y han llamado a boicotearla.