Aparece una calzada romana durante las obras del tramo de autovía Úbeda-Baeza

Alberto Román | Úbeda (Jaen) www.ideal.es 24/01/2007

Podría tratarse de la vía empedrada que unía Cástulo y el Guadalquivir en el siglo tercero o cuarto después de Cristo

En el transcurso de las obras de construcción del tramo de autovía que unirá las ciudades de Úbeda y Baeza han aparecido restos de una antigua calzada romana que se encuentra en muy buen estado de conservación.

Concretamente, el hallazgo se ha producido en un punto kilométrico intermedio de este tramo de la carretera A-316, justo a la altura del antiguo recinto Ciudad de Salaria.

Las obras en este punto de la autovía, perteneciente al eje diagonal intermedio Estepa-Úbeda que unirá la ciudad ubetense con Jaén, se han visto paralizadas para permitir la correcta realización de los estudios arqueológicos y geológicos pertinentes. Así, en torno a los restos encontrados, se han realizado una serie de catas, excavando en el terreno en varios sectores cuadriculados y a una cierta distancia unos de otros. De momento, sólo ha habido resultados positivos en una de estas catas, que es en la que se puede ver a unos 50 centímetros de profundidad una pequeña porción de la calzada romana perfectamente conservada.

Primeras conclusiones
Se trata de una sucesión de grandes losas de piedra pulida, en buen estado y unidas entre sí formando lo que debe ser un camino. Actualmente se desconoce la longitud total del tramo empedrado que se conserva y se sospecha que pueda tratarse de una calzada de grandes dimensiones (también en lo referente a anchura) que unía Cástulo y el Guadalquivir. No obstante, se cree que quizá esté en buen estado hasta el Cortijo del Encinarejo, un entorno cercano al lugar en el que se realizan las catas. Podría datarse entre el siglo tercero o cuarto después de Cristo y quizá se utilizó durante unos 400 años. Y esto se sabe por unos restos de material cerámico hallado junto a la piedra.

Antigua villa romana
No es extraño que hallan aparecido estos importantes restos pues el entorno está catalogado como base de una antigua villa romana de la cual no se tienen muchos datos confirmados. En el lugar trabajan desde hace unos días tres arqueólogos que se encargan de estudiar los restos y de dirigir a las distintas cuadrillas de operarios que realizan las excavaciones. En base a esta labor, y una vez analizada la zona, realizarán un informe de conclusiones que trasladarán a la Junta de Andalucía como responsable de las obras y administración competente en la salvaguarda de este tipo de hallazgos.

FUTURO
En manos de la Junta: Será la Comisión de Patrimonio de la Consejería de Cultura la que deberá decidir sobre el futuro de esta calzada romana atendiendo a su nivel de conservación e importancia histórica, teniendo en cuenta que no se conservan muchos restos de este tipo. Según especialistas en la materia consultados por IDEAL, quizá una opción sea trasladarlos a otro lugar una vez catalogados para permitir la continuidad de las obras de construcción de la autovía.

Archivado en: