Roma exige al Museo Getty que devuelva las obras en disputa

Silvia Alosi | Roma | REUTERS 24/11/2006

Italia ha comunicado al Museo J. Paul Getty de Los Ángeles que debe devolver todas las obras de arte de su colección que se le reclaman, al tiempo que anunció el fin de la era en que los museos respetables quedan impunes por mostrar antigüedades que han sido saqueadas. Los responsables reconocieron sin embargo que es poco lo que Roma puede hacer si el museo mantiene su decisión de entregar sólo parte de las piezas.

"¿Puede un museo importante exhibir obras que claramente han sido robadas?", preguntó a la prensa el ministro de Cultura, Francesco Rutelli. "Durante mucho tiempo, el mundo aceptó con indiferencia la existencia de un gran comercio internacional de antigüedades robadas. Ahora esa era de tolerancia tácita (...) ha terminado", agregó.

Los meses de negociaciones fracasaron esta semana cuando el director del Getty, Michael Brand, dijo en una carta al ministro de Cultura italiano que su museo devolvería sólo 26 objetos de la lista de 46 piezas que Italia quiere recuperar.

La campaña de Italia para recobrar antigüedades saqueadas se ha saldado con acuerdos con otras instituciones estadounidenses, como el Museo de Arte Metropolitano de Nueva York y el Museo de Bellas Artes de Boston.

En sus discusiones con el Getty, Roma ha insistido particularmente en la devolución de una preciada escultura de bronce, conocida como 'Estatua de un Joven Victorioso', y una estatua de piedra caliza que se cree representa a Afrodita. En su carta, el museo Getty indicó que no tiene intención de devolver la escultura de bronce de 2.500 años de antigüedad, arguyendo que Italia no tiene fundamentos legales porque fue encontrada en 1964 en aguas internacionales.

En cuanto a la pieza de Afrodita, el museo adujo que las pruebas proporcionadas hasta ahora no son concluyentes y que se necesita una mayor investigación. Rutelli rebatió ambos argumentos. "La evidencia es abrumadora. Desde el punto de vista legal, no hay dudas", dijo.

Leyendo en voz alta un documento legal, Rutelli dijo que la 'Estatua de un Joven Victorioso' fue encontrada en aguas italianas cerca de Fano, en la costa adriática, por pescadores locales. Luego fue enterrada, para cambiar después de manos varias veces hasta que salió por contrabando del país y fue adquirida por el museo.

Las autoridades italianas dicen que están investigando la pruebas existentes sobre que otras 250 piezas robadas terminaron en la colección del museo. "Tenemos información respecto a decenas de otras obras", dijo Rutelli, mostrando una pila de fotos de los objetos en disputa.

Al caso del Getty se suma el juicio en Roma contra una ex conservadora, Marion True, acusada de adquirir conscientemente antigüedades italianas robadas. Los 46 objetos que Italia reclama son parte de ese proceso.

El martes, un fiscal griego también acusó a True de comprar a sabiendas un artefacto antiguo que había sido excavado ilegalmente y sacado de Grecia por contrabando hace 13 años.

Archivado en: