Aparecen en el recinto del Teatro y Anfiteatro romanos restos de una nueva conducción hidráulica de la época desconocida

Mérida | EUROPA PRESS 19/10/2006

Las viviendas del solar del convento de San Andrés podrán levantarse, aunque sin garajes, para permitir la visita al yacimiento. Desestimada una de las rotondas en la avenida Reina Sofía y se redacta un nuevo proyecto para la situada junto a los columbarios.
El proyecto de investigación y documentación en el recinto del Teatro y el Anfiteatro romanos de Mérida, iniciado este año y que se prolongará por al menos otros tres, ha comenzado a dar sus primeros resultados visibles con la aparición de los restos de un ramal de la conducción hidráulica de la época desconocida hasta la fecha.
Se trata de restos situados cuatro metros por debajo del nivel actual, según informó el director científico del Consorcio de la Ciudad Monumental de Mérida, Pedro Mateos, en una rueda de prensa para dar cuenta de los acuerdos de la comisión ejecutiva del organismo, celebrada en las nuevas aulas del centro de formación de la entidad.
Mateos subrayó la importancia del proyecto de investigación, que tiene por objeto retomar la documentación recogida por los arqueólogos en las dos primeras décadas del siglo veinte, y profundizar en la investigación gracias a las técnicas que brinda el siglo veintiuno, sobre "el edificio más emblemático de la arqueología clásica del país". No en vano -recordó el responsable del consorcio-, es la portada del libro mundial de Patrimonio de la Humanidad.
El proyecto se realizará en tres campañas durante los meses de septiembre y diciembre de cada año para no obstaculizar las representaciones del Festival de teatro Clásico de Mérida, y para no interferir en las visitas durante los meses con mayor afluencia de turistas. El mismo contempla un estudio por parte de arquitectos de la Universidad de la Sapienza, que han trabajado en proyectos similares en el Coliseo de Roma o en la basílica de San Pedro del Vaticano, que dará pie a la reconstrucción en tres dimensiones del teatro y el anfiteatro.
Así, las excavaciones ya han comenzado a dar los primeros resultados con la aparición de restos de un ramal de una conducción hidráulica que rodea todo el monumento, y que está situado cuatro metros por debajo del nivel actual.
Los responsables del consorcio esperan la aparición de restos "muy interesantes" en el marco de este proyecto, ya que "cuando te metes de lleno en un edificio, éste te desvela cosas que en apariencia no ves". El fin último del programa es conocer más a fondo el recinto, y en concreto el primer reto es determinar la relación existente entre el anfiteatro y la muralla. "Hay muchas incógnitas, y creo que este proyecto va a ayudar a solucionarlas", apostilló.
VIVIENDAS EN CONVENTO DE SAN ANDRÉS
En cuanto al proyecto de construcción de viviendas en el solar que ocupa el yacimiento del antiguo convento de San Andrés, situado en la plaza de Santo Domingo, en el centro de la ciudad, la Comisión ejecutiva del Consorcio abordó ayer la sentencia emitida por el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura, que da la razón al ayuntamiento de la localidad, en el sentido de que se permite levantar los pisos.
El director general de Patrimonio de la Junta de Extremadura, Francisco Pérez Urbán, en representación del patronato del consorcio, dijo respetar la decisión judicial respecto a la licencia municipal que permite la construcción de los pisos, y que este organismo recurrió en su momento.
Así, apuntó que es compatible el cumplimiento de la sentencia con la construcción de las viviendas y con la conservación y visita de los restos.
A este respecto, aclaró que los garajes situados bajo las viviendas, teniendo en cuenta "la nueva realidad del solar, evidentemente no se podrán construir".
Según explicó Pedro Mateos, la importancia arqueológica del solar no viene determinada exclusivamente por los restos aparecidos, sino porque su conjunto ofrece una explicación diacrónica de este espacio a lo largo de su ocupación en los últimos veinte siglos de la historia, desde la fundación de la ciudad, en época romana.
Así, se puede contemplar una calzada romana y restos de casas de la misma época. Posteriormente, este espacio fue ocupado por una iglesia visigoda, y a partir del siglo VIII, en época árabe, se convierte de nuevo en parte de la ciudad, e incorpora un foso y un mirhab. Ya en el siglo XIV y XV se incluyen elementos propios de la arquitectura medieval, y hacia el siglo XVI se construye la primera iglesia, que será restaurada hasta en siete ocasiones, hasta su amortización en el siglo XIX.
Sin embargo, Mateos remarcó que independientemente de la construcción de los pisos, los restos deben ser conservados e integrados para la visita pública. Para ello, este espacio de 5.000 metros cuadrados será objeto de un proyecto de musealización.
NUEVA PUERTA DE LA ALCAZABA
Por otro lado, Mateos se refirió al retraso que está sufriendo la apertura de la nueva puerta de acceso al recinto del alcazaba, situada en el alcazarejo, junto al puente romano sobre el río Guadiana. El consorcio anunció el pasado mes de abril que el recinto contaría con un nuevo acceso durante los meses de verano.
El director científico del consorcio justificó el retraso por los trámites administrativos derivados de la actuaciones realizadas en dicho espacio. Además, dijo que no se pondrá inaugurar esta obra hasta finales del presente mes, fecha en la que está prevista la conclusión de las investigaciones realizadas por una empresa especializada para determinar el estado de conservación de los restos y cómo actuar a partir de este momento en esta zona el monumento árabe.
Con esta actuación, se ganará no sólo una puerta de acceso al recinto de la alcazaba sino también una vinculación del turismo con la zona, también árabe, de Morerías y el puente romano sobre el río Guadiana, según destacó Mateos.
En otro orden de asuntos, se dio cuenta sobre la celebración de las jornadas de difusión del consorcio en la última semana de noviembre. Entre su programación paralela, se espera la inauguración del proyecto de las termas del acueducto de San Lázaro, sufragada a través de los socios de la tarjeta Mecenas.
Además, se está estudiando una reducción del precio de la entrada a los recintos monumentales para los vecinos del resto de localidades integradas en el Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad.
OBRAS EN AVENIDA REINA SOFIA
Con respecto a las obras de reordenación de la circulación en la avenida Reina Sofía, el consorcio informó que los técnicos municipales han desestimado el proyecto de construcción de una nueva rotonda a la altura del Circo romano, mientras que se está estudiando un nuevo proyecto para la rotonda proyectada en el cruce situado junto a los Columbarios.
Según explicó Francisco Pérez Urbán se está estudiando la cesión de parte de los terrenos que posee la Junta de Extremadura en esta zona, para que la obra pueda acometerse sin afectar al recinto de los columbarios.

Archivado en: